Nuevos destinos, nuevas aventuras.

Viajar se trata de tener nuevas experiencias: conocer nuevos lugares, nuevas personas, nuevas culturas. Viajar significa transformarnos, y todo aquello que vivimos en nuestras aventuras como nómades modernos nos convierte en seres únicos, con anécdotas que contar, conocimientos que compartir y recuerdos que atesorar.
Es por eso que quienes amamos viajar alrededor del mundo estamos en una búsqueda constante de nuevas emociones, y eso también implica ir más allá de los destinos tradicionales. ¿O a caso no te ha pasado que al hablar con tus amigos todos conocen los mismos lugares? Esto ocurre porque nos dejamos seguir por las modas tradicionales y nos convertimos en turistas, en lugar de ser verdaderos viajeros.
Por supuesto, todos queremos conocer la Torre Eiffel, la Estatua de la Libertad, el Coliseo Romano… ¡y vaya que vale la pena hacerlo! Pero hay mucho más allá de las típicas ciudades que toda agencia de viajes nos invita a visitar. Lugares fascinantes de los cuales todavía nada conoces, culturas inmensamente distantes y listas para ser exploradas.
Con la creciente apertura de ciertos países hacia el mundo occidental viene aparejado la bienvenida a nuevas personas que se animan a tomar estas rutas. Aquí te contaremos sobre algunos países que la gente apasionada por viajar está comenzando a visitar y adorar.

Qué ver y visitar en… Omán:

Grand Mosque.
Imponente silenciosamente desde el exterior, esta pieza gloriosa de la arquitectura islámica moderna fue un regalo a la nación de Sultan Qaboos para marcar su trigésimo año de reinado. La sala principal de oración es impresionante. La alfombra persa mide 70m por 60m de ancho, es la segunda alfombra iraní más grande del mundo; 600 mujeres la tejieron durante cuatro años.

Opera House Muscat.
Construido por los mismos arquitectos que la Grand Mosque, la Royal Opera House Muscat merece una visita para admirar la armoniosa amalgama de mármol, madera incrustada y diseño arabesco. Algunos de los nombres más famosos de la ópera y el ballet se han realizado dentro de este hermoso edificio desde su inauguración en 2011 y la calidad de las producciones aquí regularmente gana aclamación internacional. La temporada se extiende de septiembre a mayo.
Debes tener en cuenta que hay un código de vestimenta estricto para asistir aquí: los pantalones de jean y los zapatos deportivos no están permitidos. Puedes alquilar túnicas en caso de no tener tiempo de volver a cambiarte la ropa.

Bait al Luban.
Este encantador restaurante, ubicado en un renovado khan (casa de huéspedes) fue construido hace 140 años y sirve auténtica cocina de Omán. Las cocineras son lugareñas. Se encuentra frente al mercado de pescado de Mutrah.

Mutrah Corniche.
Mutrah se extiende a lo largo de una atractiva cornisa de edificios enredados y mezquitas; se ve espectacular el atardecer cuando la luz proyecta sobre las montañas, mientras que los pavimentos, luces y fuentes invitan a caminar por la noche o un paseo en bicicleta.

Qué ver y visitar en… Irán:

Golestan Palace.
Las glorias y los excesos de los gobernantes Qajar se dejan ver a través de este complejo de grandes edificios decorados con azulejos bellamente pintados y rodeado de un elegante jardín que vale la pena visitar.

Sa’d Abad Museum Complex.
Esta finca era un hogar de verano para la realeza desde la dinastía Qajar, aunque fueron los Pahlavis los que la ampliaron al sitio que es hoy. Con una superficie de 110 hectáreas consta de 18 edificios separados… tiene en cuenta que necesitarás horas y horas para conocer este lugar a fondo. Para un vistazo a la vida lujosa de los Shah, no te pierdas el extravagante Palacio Blanco de 54 habitaciones, construido en la década de 1930.

Grand Bazaar.
Este es un laberinto de callejones bulliciosos y los bazaris (comerciantes), un lugar fascinante, aunque algo intimidante, para explorar. A pesar de ser conocido como el Gran Bazar, la mayor parte de la arquitectura tiene menos de 200.
Visita este sitio en la mañana, para poder recorrerlo más tranquilamente.

Qué ver y visitar en… Georgia:

Parque Nacional Tusheti.
El Parque Nacional Tusheti es el hogar histórico de los pueblos Tush, que se encuentra en las orillas norte de las montañas del Cáucaso, justo en la cúspide de Rusia y Chechenia. Hay pocos caminos a la vista, y las aldeas pueden encontrarse en medio de las cumbres de las montañas, rodeadas de frondosos bosques.

Tbilisi
La gran capital emergente de este país en ascenso, Tbilisi es el impulso de Georgia hacia la modernidad. Es también un pueblo lleno de historia, por lo que es un gran lugar para explorar el equilibrio de la república de lo viejo y lo nuevo. La ciudad se extiende a lo largo de las orillas del río Mtkvari. El distrito de Tbilisi cuenta con una mezcla de misteriosas iglesias bizantinas, balcones de madera y un poco de arte moderno (echa un vistazo a la calle Sioni).

¿Ya conoces alguno de estos destinos? ¿Te atreverías a conocerlos? ¡Apúntalos para tu próximo viaje!