Viaja y conoce Florencia Italia.

Florencia

Florencia es considerada como la capital artística, histórica y cultural no sólo de la Toscana, sino de toda Italia. Es un museo al aire libre, donde sus edificios y monumentos cuentan historias de arte, guerra y vida; donde sus calles, hoy llenas de turistas, son las mismas por las que Leonardo da VinciMiguel ÁngelDante y muchos otros de los espíritus más ilustres de todos los tiempos, se abrían camino.

La ciudad de Florencia está situada al norte de la región central de Italia, capital de la región de la Toscana, de la que es su centro histórico, artístico, económico y administrativo.

Si has decidido visitar las riquezas artísticas que concentra Florencia, aquí te presentamos las mejores atracciones desde la cúpula de Santa María del Fiore, la Basílica de Santa Cruz, el Palazzo Vecchio, el Ponte Vecchio hasta los museos como Uffizi y el Bargello; una ciudad rica en lugares por descubrir.

Su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1982.

La catedral de Santa María del Fiore (el “Duomo”) es una de las obras maestras del arte gótico y del primer Renacimiento italiano con un conjunto monumental de varios edificios y rincones de gran belleza.

Florencia

Lo ideal es que te animes a subir a lo alto de la gran cúpula (evitar la subida a personas enfermas del corazón, que sufran de vértigo o claustrofobia) deberás subir 463 escalones de una escalera que, por sectores, es bastante empinada, pero ten por seguro que tu esfuerzo vale la pena, por la sensación de ser parte de la maravilla arquitectónica y por la excelente vista panorámica que te ofrece de Florencia. Es uno de los lugares más visitados en un tour guiado o por tu cuenta no puedes dejar de visitarlo.

Visitar la Basílica de Santa Cruz (Santa Croce) la iglesia franciscana principal de Florencia y considerada como una de la más bella iglesia de estilo gótico italiano. Llama la atención los monumentos funerarios, pero al ingresar a la iglesia descubrirás tesoros arquitectónicos, escultóricas y pictóricas por los cuales quedaras impresionado. Anímate a descubrir una iglesia, un museo y un cementerio para personajes que hicieron historia como Miguel Angel, DanteGalileo y Maquiavelo.

El Palazzo Vecchio atrae miradas cuando llegas a la plaza de la Signoria, un lugar que te hace viajar en el tiempo de regreso a la historia, con elegancia física coexiste maravillosamente te ofrece ruinas romanas, fortaleza medieval y sorprendentes cámaras y pinturas renacentistas.

Recorrer el Ponte Vecchio es sin duda una experiencia medieval, uno de los rincones más visitados por los turistas por ser símbolo del romanticismo que toda Florencia transmite. Además de sus casas colgante, los candados del Ponte Vecchio lo caracterizan por ser colgados en señal de amor. Las parejas llegan al lugar para ratificar sus sentimientos y ser parte de una hermosa puesta de sol.

Los museos como los Uffizi, el Bargello o la Galería de la Academia, que acoge al David de Miguel Ángel deben forma parte de tu travesía para cerrar tu visita a Florencia un santuario indescriptible, para revelar en cada rincón nuevos tesoros, su arte en sus esculturas, los paisajes y la excelente arquitectura.

Florencia no es sólo la cuna del arte, es una ciudad que celebra el arte de vivir bien.

Visitar las ciudades de Florencia donde el mundo a puestos sus ojos te deja realmente asombrado, por sus vibraciones culturales que llenan su alrededor, con sus edificios intrincadamente diseñados llenos de detalles tallados a mano y sus pequeñas calles que te trasportan al pasado, sin lugar a duda, una autentica ciudad que ha permanecido intacta al pasar de los años.

Florencia

“Un paisaje de libros de cuentos, hogar de pueblos de colinas medievales, vinos legendarios y una colección sin rival de obras maestras artísticas”

En definitiva, no es una ciudad en la que perderás tu tiempo, el arte esplendoroso lleno de colores, figuras, líneas, y formas te deslumbraran la vista y atraparan en su rebosante bullicio y encanto repleto de vida.

  • jggg

    orrifle esa pelicula